10 mitos falsos sobre la protección solar

Mola estar moreno!!! Tu bronceado sugiere “la buena vida” y que has tenido unas vacaciones relajadas.

Se van acabando los días de verano y ya estás de vuelta al trabajo.

¿Has guardado en el armario las cremas solares?

ERROR, que sepas que el cambio climático ha provocado que disfrutemos de cinco semanas más de verano y los dermatólogos recomiendan darse protector solar de marzo a octubre, sobre todo en las zonas más expuestas (calva, cara, brazos…).

Afortunadamente cada vez somos más conscientes del efecto de los rayos solares en nuestra piel, aunque algunos parecen haberlo olvidado.

Por ello, vamos a recordar los 10 mitos falsos sobre aplicarse protector solar, para que tomes nota y disfrutes estos días al aire libre con total seguridad:

Permanecer a la sombra es suficiente protección para tu piel.

FALSO, la reverberación del sol está en todas partes, así que aplícate cremita hasta para estar debajo de un árbol.

Cuanta más cantidad de crema me echo, mejor protegida está mi piel.

FALSO, la cantidad de crema que cabe en la punta del dedo es suficiente para cubrir la superficie equivalente a la palma de la mano. Si te vuelves a aplicar otra capa de crema, no creas una mayor barrera protectora.

El factor de protección solar es el mismo para todas las pieles.

FALSO, si tienes la piel oscura y curtida requiere menos protección que una piel clara y poco expuesta al sol, porque fabricas más melanina y no te quemas tan fácilmente, lo que no significa que no debas utilizar fotoprotector para evitar el envejecimiento de tu piel.

Utilizar protección SPF15 es suficiente.

FALSO, un SPF más alto aumenta la cantidad de tiempo de protección de tu crema solar. Es recomendable que utilices SPF 30, 50 o 50+ y te lo apliques cada dos horas (incluso en los días nublados o lluviosos) para tener una mayor protección y evitar la aparición de manchas en tu piel.

Si tengo acné debo evitar el protector porque me salen más granitos.

FALSO, el sol es un falso amigo del acné. Produce un desecamiento de tu piel, pero la radiación inflama tus glándulas sebáceas y después del verano es posible que tengas un rebrote del acné. Es recomendable aplicarte un protector solar oil free y específico para tu piel con tendencia acnéica.

Debo aplicarme una crema para el cuerpo y otra para la cara.

FALSO, dependerá del producto, pero la mayoría están pensados para ambas partes del cuerpo.

Los protectores altos me impiden broncearme.

FALSO, con una alta protección tardas más en broncearte, pero tu bronceado durará más tiempo y será más uniforme. Recuerda que el bronceado es el mecanismo de defensa de tu piel, para protegerla de los efectos de la radiación solar.

El factor 50 me protege completamente de todo tipo de radiación y puedo estar más tiempo expuesto al sol.

FALSO, recuerda que incluso protegido, el abuso del sol es peligroso y provoca un envejecimiento prematuro de tu piel. Recuerda aplicarte la crema media hora antes de la exposición solar, para darle tiempo a la absorción total y a la creación de la pantalla protectora. Repite la aplicación del protector SPF50 cada dos horas.

Después del baño, no debo aplicarme de nuevo protector solar porque es resistente al agua.

FALSO, aunque el protector sea resistente al agua, hay que aplicar de nuevo después de cada baño para estar completamente protegido. Por muy buena que sea la crema, se pierde efectividad con el baño. Recuerda secarte bien antes de la aplicación de la crema solar.

Los protectores solares no caducan.

FALSO, una vez abierto el protector caduca y pierde su efectividad. Respeta la caducidad del protector y recomendamos no dejarlo de un año para otro una vez abierto.

Todavía nos quedan días maravillosos de sol para disfrutar al aire libre, así que recuerda aplicarte cremita, tu piel te lo agradecerá.

Cuídate, hombre.

#Boxsrman