Dormir más y mejor es sinónimo de una piel perfecta

Para cuidarse y tener una piel estupenda es tan necesario un descanso suficiente y de buena calidad, como una dieta equilibrada o practicar un deporte.

Debes darle la importancia que se merece, porque el sueño es el reparador por excelencia y el tonificante perfecto para tu piel.

Disminuye las ojeras, mejora el aspecto de tu piel y del cabello y te ayuda a controlar tu peso corporal.

Te damos diez consejos para que dejes de “contar ovejitas” antes de dormir:

  1. Es imprescindible una rutina de sueño, así que programa irte a la cama y ponerte el despertador siempre a la misma hora. Debes ser metódico y aunque a todos nos gusta darnos media vuelta cuando suena la alarma, no es muy conveniente porque puede provocarte menor agilidad y cambios de humor. Solo el fin de semana permítete alargarlo un poco más.
  2. Si eres una persona dormilona y te duermes hasta por los pasillos, es porque no has descansado suficiente. Si te cuesta dormir, es mejor que te levantes y vuelvas a la cama cuando estés cansado. Aunque sea una tentación, evita la TV o el móvil antes de ir a la cama, porque los estímulos de luz no te ayudaran a conciliar el sueño. Es mejor leer un libro, una revista o el periódico.
  3. Después del trabajo realiza deporte para cansarte lo suficiente como para evitar el insomnio. El ejercicio tiene una relación positiva con el descanso nocturno porque te ayuda a reducir el estrés.
  4. Tumbarse con los ojos cerrados en la cama no es lo mismo que dormir. Las funciones endocrina, cardiovascular, metabólica y cognitiva son diferentes durante la vigilia que en la fase REM del sueño.
  5. Es recomendable que duermas entre 6 y 8 horas y si has tenido una mala noche, tranquilo porque puedes resolverlo recuperando el sueño al día siguiente.
  6. Echar siesta para recuperar el sueño perdido no es la solución. Evítalo porque no dormirás por la noche.
  7. Cena temprano y ligero para que tu digestión te permita conciliar el sueño.
  8. Evita beber bebidas energizantes y estimulantes como la cafeína y el alcohol.
  9. Para conciliar el sueño es esencial una temperatura equilibrada y una estancia sin ruidos. Al contrario de lo que se piensa, el calor no te ayuda a conciliar el sueño.
  10. Elige el colchón y la almohada adecuados y duerme con ropa holgada.

Y recuerda que si quieres tener la piel como un bebé, dormir  bien es la fórmula mágica. Felices sueños!

Cuídate, hombre.

#boxsrman