Serum, un must en el cuidado facial del hombre


¿Cuántas veces te has preguntado qué es eso del serum o suero? 

No nos referimos al goteo que te ponen en un hospital, ni al líquido que bebes cada vez que te comes un yogurt.

Hablamos de un concentrado cosmético que se absorbe en un tiempo récord y cuyos efectos sobre la piel son inmediatos. Su finalidad es realizar un cuidado intensivo y concentrado de la piel de tu rostro, por lo que sentirás la mejora a los pocos días de usarlo.

El serum facial, gracias a la concentración de sus principios activos, actúa directamente sobre las capas más profundas de la piel, reparando mejor que ninguna crema las arrugas o la flacidez facial.

¿Cómo utilizo el serum facial?  

Es muy sencillo de usar, solo tienes que limpiar tu cara, ya sea por la mañana como por la noche, después aplicar el serum y posteriormente tu crema hidratante.

¿Por qué tengo que usar un serum si ya utilizo mi crema hidratante? 

Son productos complementarios, porque el serum potencia los efectos de la crema hidratante y hace que ésta pueda penetrar mejor. Además genera un escudo de protección, al actuar en las capas más profundas, plantado cara a los rayos solares, al frío, al calor y a la polución.

La compra de los dos cosméticos es una buena inversión, tu rostro lo agradecerá.

Cuídate, hombre.

#boxsrman