¿Tienes la piel más seca que una paja?

¿Tu piel tiene un tacto áspero y la sientes poco elástica y tirante?

¿Tus poros son diminutos y con descamaciones?

¿Tienes líneas de expresión o arrugas?

Te explicamos cuales son las principales causas de la piel seca:

1. Hábitos de limpieza excesivos que eliminan la barrera protectora de la piel.

2. Ducharse con agua muy caliente .

3. No llevar una dieta equilibrada.

4. Exposición solar excesiva.

5. Deshidratación inducida por la edad.

6. Climas fríos o muy cálidos.

7. Aire acondicionado o calefacción en tu lugar de trabajo.

¿Cómo tratar la piel seca?

El mejor remedio es una buena hidratación (un par de litros al día) y avisamos que la cerveza o el kalimotxo no cuentan.

Recuerda llevar una dieta equilibrada, comer fruta como la sandía o el melón te ayudan a mantenerla hidratada y los frutos del bosque te proporcionan antioxidantes necesarios para actuar contra los radicales libres.

Realiza una limpieza suave pero efectiva, para eliminar la suciedad y la polución de tu epidermis.

Utiliza una crema hidratante indicada para tu tipo de piel que te ayude a regenerar los tejidos y prevenir la aparición de arrugas.

Los productos que contienen colágeno y elastina facilitan que tu piel permanezca más joven y elástica.

Y no vale robarle la crema a tu pareja!

Cuídate, hombre.