¿Para qué sirve el Protector Solar SPF30?

Evita el efecto del sol en tu piel sin obstruir tus poros, ni aportar grasa. Previene el envejecimiento prematuro y la aparición de manchas. Impide la pérdida de hidratación natural de tu piel y aporta elasticidad.