como mantener y conseguir los propósitos de año nuevo

5 tips para cumplir los propósitos de Año Nuevo

El 15 de enero es el día oficial donde la mayoría deja sus propósitos de año nuevo de lado y vuelve a su rutina sin cumplir los objetivos que se había marcado para 2021. Si eres de los que está tirando la toalla ¡espera!, lee estos 5 consejos antes de darte por vencido.

1. Empieza con algo pequeño 
Siempre es mejor apuntar alto, pero siempre dividiéndolo en logros más pequeños. Como decía mi abuelo "Paso corto y vista larga".
Los objetivos que fracasan generalmente suelen ser "hacer más ejercicio" o "comer más sano". Aunque la intención sea buena, no ofrecén soluciones, solo el problema. Cámbialo por "la mitad del plato será siempre con verduras" o "30' andando al día".

2. Piensa en positivo 
La mayoría de la gente responde mucho mejor a los impulsos positivos que a los castigos, así que trata de encontrar la parte positiva de tu nueva rutina. Por ejemplo, empezar en el gimnasio puede ser difícil, pero cuando empiezas a notarte más enérgico y motivado, estás haciendo algo positivo para tu salud y eso se sienta bien. 

3. Construye una rutina ganadora

Una vez que te hayas decidido por un pequeño y positivo objetivo diario, encuentra un lugar para registrar tu progreso, como el móvil, una pizarra o el calendario. A medida que construyas tu "racha ganadora", podrás ver lo que has logrado - y estarás más motivado para continuar.

4. Encuentra el enganche

Los nuevos hábitos saludables reciben un gran impulso cuando nos enganchamos a nuestra rutina diaria. Puede ser tan simple como colocar mandarinas en el lugar donde normalmente se coge una galleta, o preparar la bolsa del gimnasio por la noche y dejarla preparada en la puerta de la entrada. Esto te ayudara a que sea más fácil, y estarás bien encaminado hacia el éxito.

5. No te preocupes por los errores

El éxito no consiste en evitar el fracaso a toda costa, sino en aprender y mejorar con el tiempo. Y de hecho, las investigaciones muestran que las personas que mejor resuelven las situaciones complicadas son aquellas que se recuperan de los reveses tempranos, y siguen persiguiendo su objetivo. Por lo tanto, cada vez que cometes un error (¡todo el mundo lo hace!), intenta replanteártelo como una oportunidad para volver más fuerte y más sabio.

Cada vez que vuelves a intentar, estás construyendo tu capacidad para cambiar las cosas.