Arrugas en la frente

Arrugas en la frente: Causas, tratamientos y prevención

Las arrugas de la frente son un molesto efecto secundario del envejecimiento que a menudo aparecen al entrar en los 30, 40 y 50 años. Al igual que otras arrugas, son causadas por una variedad de factores, incluyendo el daño por la exposición solar, la genética y los años.

Aunque las arrugas de la frente pueden ser frustrantes cuando te las ves en el espejo, son tratables, con tratamientos que pueden hacer menos visibles las arrugas y revertir algunos signos del envejecimiento:

Arrugas en la frente: Lo básico

Las arrugas, ya sea en la frente o en otro lugar, normalmente son resultado del envejecimiento de la piel. Sin embargo, los factores ambientales o rutinas poco sanas pueden acelerar el desarrollo de las arrugas.

Los hábitos relacionados con las arrugas de la frente incluyen fumar y pasar demasiado tiempo al sol, especialmente sin protección solar.

Varios tratamientos pueden ayudar a revertir las arrugas, incluyendo medicamentos tópicos como una buena hidratante antiarrugas o tratamientos cosméticos como el botox.

Si todavía no tiene ninguna arruga en la frente o sólo tiene arrugas ligeras y poco profundas, hacer algunos cambios en su estilo de vida y hábitos puede evitar que tu piel envejezca prematuramente.

¿Qué causa las arrugas de la frente?

Las arrugas son un signo común y normal del envejecimiento. Son causadas tanto por factores naturales como por una serie de factores ambientales, algunos de los cuales puedes controlar. Las causas más comunes de las arrugas incluyen:

Envejecer. A medida que envejeces, tu piel se vuelve menos elástica. Esto se debe a que con el tiempo la piel produce menos colágeno, una importante proteína estructural que se encuentra en el tejido conectivo. Las investigaciones indican que los niveles de colágeno en la piel disminuyen a un ritmo de aproximadamente un uno por ciento cada año.

Exposición al sol. Pasar tiempo al sol sin protección puede exponer tu piel a la radiación UV, una de las principales causas de los signos prematuros de envejecimiento. El exceso de exposición al sol también aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Fumar. Fumar está relacionado con la reducción de colágeno, un estudio descubrió que los fumadores de tabaco producen ciertos tipos de colágeno a un ritmo menor que los no fumadores.

La genética. Al igual que otros aspectos de tu apariencia, la genética puede desempeñar un papel en la probabilidad de que se produzcan arrugas en la frente.

Otros factores que pueden causar el desarrollo de arrugas en la frente incluyen el consumo de alcohol, los malos hábitos de sueño y el uso excesivo de los músculos faciales.

Por ejemplo, ciertas expresiones faciales, como sonreír, levantar las cejas y entrecerrar los ojos, requieren el uso de los músculos faciales. Con el tiempo, estas expresiones pueden causar que se desarrollen surcos en la piel.

Contrariamente a la creencia popular, las arrugas no aparecen repentinamente en la piel al cumplir los 30, 40, 50 o 60 años. Las arrugas suelen desarrollarse lentamente con el tiempo, y sólo se hacen visibles una vez que son lo suficientemente profundas y pronunciadas como para que se noten.

Si te preocupan las arrugas, es importante que prestes atención a tu piel. Intenta buscar signos de arrugas en la frente y en otras partes de tu cara. Si notas algo, toma medidas tan pronto como puedas.

Tratamientos para las arrugas de la frente

Lidiar con las arrugas de la frente puede ser frustrante, especialmente si tienes arrugas profundas que son visibles cuando tienes una expresión facial neutra.

Por suerte, las arrugas son tratables. Desde los productos de venta libre hasta los medicamentos recetados y los procedimientos cosméticos, existe una variedad de tratamientos con respaldo científico que ayudan a minimizar la aparición de arrugas en la frente y en otras partes de la cara.

Cómo prevenir las arrugas de la frente

Las técnicas más eficaces para prevenir las arrugas de la frente suelen ser las mismas que las que se utilizan para prevenir las arrugas en general. Inténtelo:

  • Evitar pasar demasiado tiempo al sol. Cómo explicábamos anteriormente, el exceso de exposición a la radiación ultravioleta (UV) daña tu piel, causando que envejezca prematuramente.
  • Si vives en un área soleada, trata de evitar pasar demasiado tiempo bajo el sol directo. Cuando estés al aire libre, permanece a la sombra tanto como puedas y usa un sombrero para mantener tu cara protegida.
  • Usa protector solar para protegerte. El protector solar no sólo reduce el riesgo de contraer cáncer de piel, sino que también ayuda a proteger tu piel del envejecimiento prematuro. La Fundación para el Cáncer de Piel recomienda el uso de un protector solar de amplio espectro con un SPF de 15 o más.
  • Si fumas, intenta dejar de hacerlo. Fumar está estrechamente asociado con el envejecimiento prematuro de la piel, y las investigaciones demuestran que las personas que fuman tienen más probabilidades de desarrollar arrugas faciales a una edad temprana que sus compañeros.
  • Limita tu consumo de alcohol. Al igual que el cigarrillo, el consumo de alcohol también está relacionado con el envejecimiento prematuro de la piel, incluyendo el desarrollo de arrugas faciales. Por ejemplo, un estudio encontró que el consumo excesivo de alcohol está asociado con el aumento de las líneas en la parte superior de la cara.
  • Usa una hidratante, como la hidratante oil free con SPF 15, si tienes líneas de expresión o la hidratante antiarrugas día, si lo que tienes son arrugas más marcadas. Son excelentes para hacer que las arrugas sean menos visibles. También pueden ser eficaces para evitar que las arrugas existentes se hagan más pronunciadas.
  • Hidrata, especialmente en las zonas afectadas. La crema hidratante mantiene el agua en la piel, ayudándola a mantener un aspecto fresco y joven. Intenta hidratarte todos los días, centrándote en las zonas de tu piel que tienen arrugas visibles.
  • Evita los productos para el cuidado de la piel que la irriten. La irritación de la piel puede ser un factor que puede envejecer tu piel prematuramente. 
  • Asegúrate de dormir lo suficiente. La privación de sueño y el envejecimiento facial suelen ir de la mano, y las investigaciones indican que las personas que carecen de sueño tienen más probabilidades de tener arrugas, líneas finas y otros signos de envejecimiento que las que duermen normalmente.
  • Se recomienda dormir al menos siete horas por noche

En conclusión

Las arrugas de la frente pueden ser molestas, especialmente si son visibles incluso cuando tienes una expresión facial neutra. Por suerte, como otras arrugas, suelen ser tratables, con una gama de productos, medicamentos y procedimientos disponibles para hacerlas menos visibles.

Si tiene arrugas, puedes hablar con nuestro especialistas, y ver los posibilidades tópicas de BOXSR, si crees que necesitas algo más, te recomendamos visitar a un dermatólogo.