Las mascarillas ¿nuestras aliadas o nuestras enemigas? - BOXSR - Cosmética Masculina con productos faciales para hombres.

Las mascarillas ¿nuestras aliadas o nuestras enemigas?

Nuestra piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y actúa de barrera física para impedir que agentes externos penetren en nuestro cuerpo. 

Es un verdadero guerrero que tiene buena memoria y qué si se enfrenta a una agresión que ya es conocida, sabe perfectamente como atacarla y destruirla.

En los últimos meses se enfrenta a una batalla desconocida para ella y que le está pasando factura.

Tiene que llevar durante todo el día una molesta mascarilla para evitar que nuestro cuerpo se contagie, pero cuya presión y fricción le está generando infecciones, alergias, dermatitis, sequedad, granitos, eccemas y rosácea.   

¿Cómo afecta la mascarilla a nuestra piel? 

La fricción erosiona nuestra piel y provoca posteriores infecciones, no solo en la cara sino también en la zona posterior de las orejas, llegando a generar en casos extremos hasta hematomas.

Es como si llevara unas deportivas de un número menor e hiciese un triatlón. 

El sudor bajo la mascarilla incrementa el sobrecrecimiento bacteriano y en los hombres provoca foliculitis o infecciones leves de las glándulas sebáceas y folículos pilosos, agravando los problemas de las pieles grasas. Ni que decir que este problema se intensifica en verano con las altas temperaturas y la humedad ambiental.

Aparecen rojeces que pican especialmente en las zonas en contacto con la mascarilla; es lo que se denomina dermatitis irritativa y esto no favorece a las pieles que sufren acné.

La pequeña barra de metal que sirve para ajustar la mascarilla está provocando reacciones alérgicas y la tela de las mascarillas genera granitos principalmente alrededor de la boca y la barbilla.

¿Cómo puedo ayudar a mi piel en esta batalla contra los efectos de la mascarilla?

Es muy importante mantener perfectamente limpia tu piel, incluso recomendamos utilizar un jabón exfoliante para eliminar la grasa y células muertas.

Debes hidratar tu piel con una crema que te cree una barrera protectora al menos media hora antes de ponerte la mascarilla y para ello el mejor aliado es el Serum Vitamina C.

Alivia la presión, retirándote la mascarilla cada cierto tiempo.

Aunque las gafas de sol y la mascarilla te cubran casi por completo la cara, recuerda que no puede faltar la protección solar, ya que los rayos ultravioleta penetran a través de las mascarillas.

Bebe mucho líquido y la cerveza también vale, que además de refrescarte en los calurosos días de verano, te ayudará a mantener tu piel elástica, hidratada y suave y a calmar las irritaciones.

Vuelve a limpiar e hidratar la cara cada cierto tiempo, retirándote el sudor y secando muy bien tu piel.

Y en los casos más graves y persistentes lo mejor es que acudas a un dermatólogo que pueda recetarte un tratamiento más adecuado y eficiente.

Tu piel es única, protégela. 

Cuídate, hombre.

#boxsrman